facebook twitter

Sandrena®

amiif.jpg
schering_plough.jpg

Gel

(Estradiol)

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada sobre con 1.0 g contiene:

Estradiol 1.0 mg

Excipiente, c.b.p. 1.0 g.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Tratamiento del síndrome climatérico posterior a la menopausia natural o inducida (deficiencia estrogénica, por ejemplo, bochornos, sudoración nocturna, atrofia urogenital).

Prevención de la osteoporosis posmenopáusica (tipo I).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Propiedades farmacocinéticas: SANDRENA® es un gel de estradiol con base de alcohol. Cuando se aplica a la piel, el alcohol se evapora con rapidez y el estradiol se absorbe a través de la piel hacia la circulación.

Sin embargo, hasta cierto grado, el estradiol se almacena en el tejido subcutáneo a partir del cual se libera gradualmente hacia la circulación. La administración percutánea evita el metabolismo de primer paso hepático. Por esta razón, son menos pronunciadas las fluctuaciones en las concentraciones plasmáticas del estrógeno con SANDRENA® que con respecto al estrógeno por vía oral.

A una dosis percutánea de 1.5 mg de estradiol (SANDRENA®, 1.5 g) se obtienen una concentración plasmática cercana a 340 pmol/L, que corresponde al nivel de la etapa folicular temprana en la mujer premenopáusica. Durante el tratamiento con SANDRENA®, la relación estradiol/estrona se mantiene en 0.7, mientras que durante el tratamiento con estrógenos por vía oral suele caer a menos de 0.2. La exposición promedio a estradiol en el estado estable de SANDRENA® es de 82% en comparación con una dosis oral equivalente de valerato de estradiol. Por lo demás, el metabolismo y la excreción del estradiol transdérmico sigue el destino de los estrógenos naturales.

El estradiol es una hormona femenina natural con un uso clínico establecido, por lo tanto no se han llevado a cabo estudios toxicológicos con SANDRENA®. Los estudios necesarios sobre los efectos irritantes del gel se han estudiado en conejos y se han utilizado cobayos para investigar la sensibilización cutánea. Basados en los resultados de estos estudios, puede concluirse que SANDRENA® muy rara vez podría causar irritación cutánea leve. La posibilidad de que se presente irritación dérmica quizá se reduzca mediante el cambio diario del sitio de aplicación.

Propiedades farmacodinámicas: La farmacodinamia de SANDRENA® es similar a la de los estrógenos orales, aunque la diferencia más importante con respecto a la administración oral corresponde al perfil farmacocinético. La eficacia clínica de SANDRENA® en el tratamiento de los síntomas menopáusicos es comparable a la de los estrógenos por vía oral. Combinado con acetato de medroxiprogesterona, el tratamiento con estradiol percutáneo disminuye el colesterol total sin reducir el nivel de colesterol HDL.

CONTRAINDICACIONES: Hemorragia vaginal de origen a determinar.

Enfermedad tromboembólica o tromboflebitis activa o reciente.

Enfermedad hepática grave (incluyendo síndrome de Dubin-Johnson o de Rotor).

Cáncer dependiente de estrógenos (por ejemplo, de mama o endometrio).

Hipersensibilidad a los componentes de la preparación.

Embarazo y lactancia.

PRECAUCIONES GENERALES: Antes de iniciar el tratamiento, debe llevarse a cabo una historia médica completa. Habrá de llevarse a cabo una exploración ginecológica completa y repetirla cuando menos una vez al año durante el tratamiento.

El uso prolongado de estrógenos sin una progestina puede causar hiperplasia endometrial. Por lo tanto, en mujeres con útero intacto, el tratamiento con SANDRENA® debe combinarse con la administración cíclica de una progestina. El sangrado por deprivación que semeja una menstruación normal suele ocurrir después de cada ciclo con progestina. Debe clarificarse la causa de hemorragia vaginal inesperada o prolongada durante el tratamiento. Es indispensable dar tratamiento a la hiperplasia adenomatosa endometrial antes de iniciar un tratamiento con estrógenos.

Considérese la suspensión de este tratamiento antes de una cirugía o de inmovilización prolongada. Habrá de investigarse la presencia de recientes o más frecuentes cefaleas o migraña y deberá descartarse la presencia de posibles síntomas prodrómicos de oclusión vascular.

Es indispensable evaluar los riesgos y beneficios del tratamiento y llevar a cabo vigilancia cercana de aquellas pacientes con:

– Endometriosis.

– Leiomiomas uterinos.

– Hiperplasia endometrial (hiperplasia glandular simple o hiperplasia glandular quística).

– Enfermedades del sistema cardiovascular incluyendo trastornos cerebrovasculares.

– Antecedente de enfermedad tromboembólica.

– Hipertensión grave.

– Antecedente de cáncer mamario (o en un familiar cercano).

– Trastornos graves del metabolismo de lípidos.

– Disfunción renal.

– Lupus eritematoso sistémico.

– Porfiria.

En el momento actual hay evidencia que sugiere un ligero aumento en el riesgo relativo de carcinoma mamario con el tratamiento sustitutivo hormonal a largo plazo; sin embargo, los resultados son contradictorios. Cuando sea adecuado, deberán llevarse a cabo exploración mamaria y mamografía con regularidad en pacientes con tratamiento sustitutivo hormonal.

Es posible que algunas condiciones se agraven durante el tratamiento con estrógenos o el embarazo. En consecuencia, las mujeres que están utilizando SANDRENA® con una de las siguientes condiciones (o antecedentes de alguna de ellas durante un embarazo previo o al uso hormonal), deberán ser vigiladas estrechamente.

Estas condiciones incluyen:

– Hipertensión leve.

– Migraña o cefalea grave.

– Mastopatía benigna.

– Alteraciones de la función hepática.

– Colestasis.

– Colelitiasis.

– Diabetes mellitus.

– Asma.

– Otoesclerosis.

– Esclerosis múltiple.

– Galactorrea.

– Elevación de los niveles de prolactina.

– Antecedentes de herpes gestacional.

– Epilepsia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: SANDRENA® no está indicada en mujeres con capacidad reproductiva. No tiene eficacia anticonceptiva.

No debe utilizarse durante el embarazo o la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Las reacciones farmacológicas adversas suelen ser leves y rara vez requieren la suspensión del tratamiento.

En caso de presentarse, suelen ser durante los primeros meses de tratamiento.

Ocasional para los estrógenos en general: Hipersensibilidad mamaria, cefalea, edema, aumento de peso, sangrado o goteo transvaginal no programado.

Raros para los estrógenos en general: Migraña, cambios en libido y estado de ánimo, molestias gastrointestinales (por ejemplo, náuseas, vómito, cólicos), hipertensión, alteraciones en la función hepática y del flujo biliar. Con SANDRENA®, la irritación dérmica ha sido poco frecuente en los estudios clínicos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No se han reportado interacciones entre SANDRENA® y otros medicamentos. Hay algunas indicaciones de que los estrógenos pueden reducir los efectos de fármacos antihipertensivos, anticoagulantes y antidiabéticos. El tratamiento concomitante con inductores potentes de enzimas hepáticas (por ejemplo, barbitúricos, carbamazepina, griseofulvina y rifampicina) pueden reducir los niveles plasmáticos de estradiol.

No se ha elucidado, la importancia de dichas interacciones con la aplicación transdérmica de estrógenos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: El uso de esteroides puede influir sobre el resultado de ciertas pruebas de laboratorio (disminución de la tolerancia a la glucosa, alteración de las pruebas de funcionamiento hepáticas con aumento de las transaminasas en suero).

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Potencial oncogénico: No se han realizado intentos para evaluar el potencial carcinogénico del gel de estradiol (SANDRENA® Gel 1 mg/g) en animales.

A continuación se resumen los estudios animales sobre el potencial carcinogénico de los estrógenos.

Los efectos carcinogénicos del estradiol y sus ésteres han sido investigados después de la administración subcutánea o implantación de dispositivos con el medicamento en ratones, ratas, hámsters, cobayos y simios y después de la administración oral a ratones.

Se observó un aumento en la incidencia de diversos tumores, incluyendo lesiones mamarias, uterinas, cervicales, vaginales, linfoides y testiculares. En contraste, se ha demostrado que el tratamiento con valerianato de estradiol reduce la incidencia y multiplicidad de tumores pulmonares inducidos por dimetilnitrosamina en ratas.

Se observaron neoplasias hipofisiarias en ratas hembras que fueron tratadas con valerianato de estradiol (2 mg s.c.) cada 21 días, mediante 3 u 11 periodos consecutivos de 21 días. Por otra parte, estos cambios pueden causar hipersecreción de hormonas hipofisiarias como la prolactina y la hormona de crecimiento, lo que a su vez puede inducir tumores periféricos en los órganos blanco de estas hormonas.

Una dosis elevada de estradiol administrada a ratas hembra actuó como inductor y promotor de cáncer hepático.

Parece ser que el estradiol al igual que los otros estrógenos es carcinogénico en los animales y por lo tanto existe la posibilidad de que el tratamiento prolongado con estrógenos incremente el riesgo de enfermedades neoplásicas en los humanos. El incremento en el riesgo de carcinoma endometrial asociado al uso de estrógenos solos es bien conocido y es minimizado por la administración simultánea de progesterona de manera continua o secuencial.

No se han realizado pruebas sobre la fertilidad, de teratogenicidad ni mutagénesis con el estradiol administrado tópicamente.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Tópica.

SANDRENA® puede utilizarse para tratamiento continuo o cíclico. Es posible ajustar la dosis en forma individual desde 0.5 g a 1.5 g por día, que corresponde de 0.5 a 1.5 mg de estradiol por día. La dosis habitual de inicio es de 1.0 mg de estradiol (1.0 g gel) diaria y puede reajustarse después de dos a tres ciclos.

En pacientes con útero intacto, se recomienda combinar SANDRENA® con una dosis adecuada de progestina por el tiempo adecuado, por ejemplo, 12 a 14 días consecutivos por ciclo.

La dosis de SANDRENA® se aplica una vez al día, sobre la piel de la parte inferior del tronco o en el muslo derecho o izquierdo, en días alternos. La superficie de aplicación debe ser 1 a 2 veces el tamaño de la mano. No debe aplicarse sobre las mamas, la cara o piel irritada. Después de la aplicación, debe permitirse que el gel se seque por unos cuantos minutos y es indispensable que la paciente no se lave el sitio de aplicación durante la siguiente hora.

Debe evitarse el contacto accidental del gel con los ojos. Es imprescindible lavarse las manos después de su aplicación. Si la paciente olvida aplicarse una dosis, deberá aplicársela tan pronto como sea posible, a menos que hayan transcurrido más de 12 horas, en cuyo caso deberá saltarse dicha dosis. Las dosis olvidadas pueden inducir hemorragia intermenstrual.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Por lo general, los estrógenos son bien tolerados incluso en dosis masivas. Síntomas posibles de sobredosificación incluyen los listados en efectos indeseables.

El tratamiento es sintomático.

PRESENTACIÓN: Caja con 28 sobres con 1.0 g.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Dosis: La que el médico señale. Su venta requiere receta médica. Vía de administración: tópica. No se deje al alcance de los niños. Evítese el contacto con los ojos. No se use en el embarazo y lactancia.

schering pie.jpg

Reg. Núm. 201M98, SSA IV

103300415L0112